Ayudar también es divertido.

El domingo 23 de julio fue un día lleno de diversión en el Colegio Händel School de la Ciudad de México, quienes prestaron sus instalaciones para llevar a cabo la primera kermesse a favor de AINDAC; ayudándonos así a continuar con nuestra inigualable labor. Entre juegos, comida y mucha diversión los asistentes fueron testigos del gran trabajo que realizan los voluntarios de AINDAC, tanto dentro como fuera de la asociación, quienes semana a semana visitan hospitales pediátricos, reclusorios, albergues, casas hogar, escuelas, entre otros lugares, llevando esperanza y amor a niños desprotegidos y sus familias. Deliciosos tacos de guisado, cochinita, barbacoa, papas a la francesa y postres fueron algunos de los antojitos que se pudieron disfrutar. Los cuales fueron donados para la kermesse por el propio equipo de voluntarios de AINDAC, con el objetivo de recaudar fondos para las próximas actividades de la asociación. Agradecemos a cada uno de los asistentes y voluntarios que con su donación nos ayudan a continuar trabajando en nuestra misión: Ayudar a niños desprotegidos y sus familias. A Cada uno de ellos ¡MUCHAS GRACIAS!