La fiesta navideña AINDAC alegró a niños y adultos.

A partir de las 7:00 de la mañana del sábado 2 de diciembre, los voluntarios de las diferentes áreas de AINDAC comenzaron a llegar al Colegio Händel School para preparar los últimos detalles de la Fiesta Navideña de 2017. Familias y niños en situación vulnerable, con capacidades diferentes, hijos de presos, adictos y niñas de casas hogar, llegaban a las instalaciones del colegio con gran entusiasmo, tanto que algunos decidieron llegar treinta minutos antes de la hora programada. Los minutos avanzaban y las filas del registro aumentaban, mientras los niños ingresaban, la recepción de cajas de donativo continuaba, al igual que los guisados, sándwiches y postres que varias mujeres donaron para este evento. Desde la entrada una enorme sonrisa se dibujaba en el rostro de los pequeños, aumentando su emoción al ser guiados por un payaso al auditorio. De pronto se escuchó la voz de los anfitriones, el evento había comenzado, las risas de grandes y pequeños se escuchaban por todo el lugar, dulces de todos tamaños y sabores salieron volando desde el escenario, los cuales eran lazados por el payaso quien a su vez esperaba que las pequeñas manos de la audiencia los recibieran. El ritmo de la música comenzó a sonar haciendo que grandes y pequeños cantaran y bailaran, para continuar con un taller sobre el perdón que traería reconciliación entre los asistentes. La emoción creció aún más, cuando cajas de donativo en forma de regalos comenzaron a entregarse a cada uno de los pequeños, inundándolos de alegría cuando por fin pudieron abrir sus presentes. Pero las sorpresas aún no terminaban, ya que al salir había una gran mesa con deliciosos guisados y postres esperándolos, además de agua de sabor para saborear en familia. Sin duda fue un día que ninguno de los niños que asistieron podrán olvidar. Si quieres conocer más de las actividades de AINDAC y apoyar nuestros programas escríbenos a contacto@aindac.com.mx